Columna ISHA: La Revuelta de Varaždin de 1919

Por la columna de esta semana conmemoramos el centenario de uno de los ecos de la Revolución de octubre de 1917, que llegó hasta el área croata de posguerra. Esos días fueron el ocaso de la República soviética húngara de Béla Kun, y todo el período estuvo marcado por huelgas y rebeliones, inspiradas por la gran revolución en Rusia. La Revuelta Varaždin de 1919 fue un acto contra el nuevo gobierno autoritario y monárquico, que representa al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, y lo que los rebeldes querían, entre otros, era establecer una República Soviética en Varaždin del Pueblo (incluidos trabajadores, campesinos y ciudadanos), que querian que se extiendese a la región croata de Zagorje y en adelante al resto de Croacia. La revuelta duró aproximadamente 12 horas y no se extendió más allá de las afueras de Varaždin.

En el área de Varaždin de la posguerra, hubo muchas huelgas y revueltas que a menudo terminaron en derramamiento de sangre. Los campesinos en algunas aldeas estaban planeando y llevando a cabo la redistribución de la tierra, ya que el temor al bolchevismo se estaba extendiendo entre la burguesía y la clase dominante, junto con los mensajes contra el socialismo extendidos desde detrás de los altares de la iglesia, mientras el gobierno intensificaba su represión. y restringia la libertad al mismo tiempo. Las autoridades municipales declararon una prohibición de las asambleas socialistas, así como la celebración del Día del Trabajo (1 de mayo), que aún se llevó a cabo, a pesar de la prohibición. Las actitudes del gobierno hacia los trabajadores y campesinos se estaban volviendo cada vez más represivas, lo que a su vez impulsó aún más la revuelta. Unos días antes de la revuelta, el 20 de julio de 1919, se celebró una asamblea regional general bastante intensa y caótica, en el congreso del Partido Socialdemócrata de Croacia y Eslavonia, y el Partido Socialista de los Trabajadores (Comunistas), se dividió entre Socialistas de izquierda y derecha. Estos izquierdistas, que apoyaban los métodos revolucionarios (a diferencia de los socialdemócratas de derecha reformistas), fueron los que se responsabilizaron de la revuelta. El último evento importante que condujo a la revuelta fue una exitosa huelga general, realizada el día anterior en Varaždin, contra las intervenciones militares en Rusia y Hungría.

El 23 de julio de 1919, a las 4 de la mañana, la primera chispa fue encendida por la rebelión del Primer Regimiento del Calvario de Sava de la guarnición de Varaždin, debido a la baja remuneración y la degradación de rango. En su mayoría, los soldados eran campesinos o trabajadores, y estaban influenciados por las tendencias sociales actuales, al igual que el resto de la población, por lo que es natural que recibieran apoyo y se les uniera el campesinado, los ciudadanos y los trabajadores. . La revuelta fue provocada por una dura situación económica después de la Primera Guerra Mundial (1914 – 1918), así como por las nociones de un nuevo sistema que se estaba introduciendo en Rusia en ese momento, derivado de la Revolución de octubre. Los campesinos y los trabajadores parecían sentirse atraídos por esas ideas, porque eran pobres y estaban privados de derechos, por lo que las noticias de los increíbles eventos en Rusia se estaban difundiendo rápidamente y en gran medida, principalmente por prisioneros de guerra después de regresar de Rusia.

Además, según los participantes, y la proximidad geográfica concreta y la propaganda distribuida, hubo cierta influencia de la cercana República Soviética de Hungría, que estaba ocurriendo a solo decenas de kilómetros de Varaždin. Un día antes de la revuelta de Varaždin, hubo una rebelión similar en Maribor (Eslovenia), que no fue apoyada por la población, y en ese momento también se estaba planeando una rebelión en Osijek.

Según el prefecto del condado en ese momento, sabían que la revuelta ocurriría, hasta un mes antes de que realmente sucediera. Las autoridades dicen que el líder de la revuelta era un veterano de la subversión bolchevique, Ivan Ferenčak (1894 – 1969), también conocido como Mate Šagovac; quien (según algunas denuncias) estaba agitando la revuelta entre la población, junto con Franjo Blažaić de Varaždinske Toplice, más tarde apodado por los periódicos el “despreciable agitador bolchevique”. Además, un participante activo de la agitación fue Ante Ciliga, quien más tarde participaría en la Revuelta de Proština en Istria en 1921. Las autoridades acusaron a los socialistas de la izquierda local por la agitación de los soldados rebeldes.

Foto no. 1 – Ivan Ferenčak, conocido como Mate Šagovac (1919), un agitador bolchevique y líder de la revuelta (según las autoridades). Fuente: WikiCommons

Los rebeldes se armaron en el almacén militar llamado “Trigésimo” (una estación de aduanas), y liberaron a los presos políticos de la prisión judicial, quienes luego se unieron a la revuelta, y también participaron en parte en el liderazgo. Entre ellos se encontraban presos socialistas como Josip Drvarić y la joven Gizela Blažaić, la mencionada hermana de Franjo Blažaić. Lo más probable es que la revuelta en sí fue dirigida por un comité militar civil, que mediante un decreto convocó a los ciudadanos a unirse al rebelde “Ejército Popular de Yugoslavia”. Para difundir el temor entre la gente, el coronel M. Todorović incluso amenazó con bombardear la ciudad si la gente se unía. Las peleas ocurrían en las calles, y el punto desde el cual los rebeldes disparaban era la torre de la Iglesia Paulina (hoy en día la Catedral de la Asunción de la Virgen María). Los rebeldes tenían un par de ametralladoras y querían apoderarse de los cañones de uno de los cuarteles, pero fallaron porque (supuestamente), fueron “engañados” por uno de los oficiales no comisionados allí, quienes sugirieron que los cañones. no funcionaban correctamente. Los rebeldes contaron entre 200 y 400 personas, pero tal vez hubo más. Tomaron las calles, cantaron “La Marsellesa” y gritaron sus demandas. Ocuparon el edificio del gobierno del condado y tomaron el norte, el oeste y el sur de la ciudad, por lo que solo el este quedó bajo el control del gobierno militar. Mientras se difundía la noticia de una República recién creada, la gente llegaba de aldeas cercanas para unirse a la revuelta. Una parte de ellos se apoderó de la ciudad vecina de Varaždinske Toplice, y luego se unieron a los otros en Varaždin.

Foto no. 2 – La antigua Torre de la Iglesia Paulina, hoy parte de la Catedral de la Asunción de la Virgen María, desde donde tuvieron lugar los ataques rebeldes (foto tomada por David Rožić)

La revuelta duró hasta las 4 de la tarde y fue extinguida por los Regimientos de Infantería Cuarto y Quinto de la ciudad, con la ayuda de la gendarmería y otro personal militar de la zona, incluido el Calvario de Čakovec. El mayor fracaso para los rebeldes fue no tomar lugares estratégicamente importantes como la oficina de correos, el telegrama, el teléfono y la estación de tren, que el gobierno utilizó para su comunicación ininterrumpida. Ambas partes sufrieron pérdidas, en términos de muchos heridos y algunos muertos, pero las autoridades reconocieron una audaz valentía de los rebeldes, aunque también consideraron que tenían un liderazgo pobre. Después de la revuelta, la ciudad quedó bajo toque de queda. Hubo una búsqueda de los rebeldes y sus armas. Muchos de los rebeldes terminaron en prisión en Niš (Serbia), donde realizaron huelgas de hambre debido a las malas condiciones, y luego fueron liberados, como parte de un acuerdo entre el gobierno y los socialdemócratas, en un intento por mantener el la paz social y el gobierno en el poder.

Escrito por David Rožić


Traducido por Zorana Jančić al Inglés

Traducido por Ander Ezeiza Arana al castellano

Foto no. 3 – Gente de Varaždin que participó en la revuelta, tomada en la prisión de Niš en 1920. (Fuente: Museo Varaždin, Anuario No. 5, 1975)

Fuentes:

  1. Koprivica-Oštrić, S. (1983). Vojnička pobuna u Varaždinu 23. srpnja 1919. Povijesni prilozi 2, 2, str. 65–94. Zagreb: Institut za historiju radničkog pokreta Hrvatske.
  2. Rožić, D. (2017). Komparacija bune u Varaždinu 1919. i Labinske Republike 1921. (Završni rad). 
  3. Runjak, J. (1967). Pregled radničkog pokreta u Varaždinu. Prilozi historiji Varaždina 1967. str. 39–96. Varaždin: Narodno sveučilište “Braća Ribar”.
  4. Štager, I. (1975). Buna u Varaždinu 1919. godine. Godišnjak Gradskog muzeja Varaždin 1975, 5, str. 87–95. Varaždin: Gradski muzej Varaždin
Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s